Sorprendentes, inigualables, provocadores y desordenados, así eran Los Hermanos Marx. Marcaron mucho más que una época y a pesar de sus peculiaridades escénicas no sufrían imitación, demasiado grandes para ello. Su vida es tan extensa que más que hablar de sus películas, lo haremos de distintos aspectos de sus vidas que ayudarán a conocerles mejor.

Sus abuelos de origen judío y relacionados con el mundo del espectáculo emigraron a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Su hija Minnie por entonces tenía 15 años, quién siguió el camino de sus padres y se dedicó a ello en el mundo de los shows de revistas de variedades que giraban por todo el país.

Su amor por sus hijos era algo excepcional, y tan apegada estaba a ellos que se cuenta que fue ella la que desde bien pequeños los involucró en este mundo, además de darles una buena formación musical. Crecer a la sombra de un mundo que mezclaba la música, comedia y picaresca para lograr maravillar al distinto público al que se enfrentaba cada día su madre, sin duda forjó lo que sería posteriormente su manera de actuar.

familia-marx
Aunque eran cinco hermanos, no es muy sabiendo que antes que ellos su madre perdió a su primer hijo, a esto se achaca la entrega total de Minnie a sus hijos, no quería perder ninguno más. Aunque todos se iniciaron en el espectáculo, los más conocidos fueron Chico, Harpo y Groucho. Gummo y Zeppo participaron durante un tiempo, Gummo fue el primero en retirarse y Zeppo años después, aunque siguieron ligados a sus hermanos ejerciendo como representantes y productores, además de otros proyectos.

Sus nombres reales eran Leonard (Chico), Arthur (Harpo), Julius (Groucho), Milton (Gummo) y Herber (Zeppo). Curiosamente según se cuenta sus apodos se los dió un mago mientras les hacía juegos de magia entre bastidores cuando eran adolescentes y todos tenían su motivo. Chico por que iba siempre detrás de las chicas, Harpo por su amor y sensibilidad con el Arpa, Groucho porque estaba en ese momento con una bolsa atada al cuello llamada “groch”, Gummo porque siempre iba con zapatos de suela de goma y Zeppo porque nació el año del Zeppellin.

hermanos-marx
Fueron Chico, Harpo y Groucho quienes lograron más éxito, aunque fueron buenos y reconocidos mundialmente en el cine, eran enormemente mejores en el Teatro. De hecho muchas de las escenas de sus películas las probaban previamente en giras de teatro y medían el tiempo de aplausos y risas del público, las que obtenían mejores resultados las llevaban luego al cine, dejando incluso los espacios adecuados entre sketchs para que el público pudiese reir sin perderse el siguiente.

Otra curiosidad de sus vidas referente a la protección de su madre y su apuesta por el mundo del espectáculo fue que cuando empezaron a ganarse un respeto y uno nombre comenzaba la Primera Guerra Mundial. Según la ley los granjeros estaban exentos de acudir. La madre tuvo la genial idea de comprar una granja y dos mil gallinas.

Que su vida artística se haya producido con dos guerras mundiales y una gran depresión económica tiene gran significado, ya que fueron etapas muy duras para la población y supieron dar un efóque irónico, irreverente y provocador que lograba arrancar las risas de una sociedad muy decaída.

Cuando su carrera parecía acabarse y parecían “cargar” demasiado al público con su humor repetitivo, conocieron a Irving Thalberg, quién les dijo que su carrera había llegado a su fin, solo que necesitaban mejor asesoramiento y un guión escrito a su medida. Grandes éxitos siguieron a este acuerdo, que les relanzó. Lamentablemente Thalberg falleció inesperadamente con 37 años. Y de nuevo sus vidas artísticas comenzaron a dar tumbos.

Algunos de sus éxitos y peculiaridades ocurrieron por “casualidad”. El famoso bigote de Groucho, fue una solución de urgencia que el actor improvisó. El mismo día que nació su primer hijo, estuvo el máximo tiempo con su mujer, tanto que llegó tarde a la obra de teatro que tenía esa noche. No le daba tiempo a pegarse un bigote que usaba y no se le ocurrió otra cosa que pintárselo al igual que las cejas con purpurina negra.

hermanos-marx

Harpo no era bueno dialécticamente en escena, y tras un mal espectáculo, el empresario del teatro canceló el show. Su madre intervino y le prometió un cambio radical para el día siguiente. Un amigo guionista escribió a toda prisa la obra. Tan rápido la escribió que se olvidó del papel de Harpo y salió a escena sin hablar y con su peculiar bocina, haciendo una mímica espectacular, y se convirtió en la estrella de la obra.

La célebre escena del camarote era un acto que no acababa de fluir, ni causar risa en el público en sus giras de teatro. En uno de los ensayos se olvidaron de llevar los guiones y tiraron de improvisación y caos como hacían habitualmente. Así nació una de las escenas más reconocidas que la historia del cine ha dejado.

Sus vidas fueron por derroteros distintos. Groucho fue el que más reconocimiento y éxito tuvo posteriormente ya que aprovechó su cultura y dominio de la palabra para primero en la radio y posteriormente en los inicios de la tele, hacerse un hueco. Otra curiosidad que dejó Groucho es que jamás dijo en público una palabrota, se negaba a ser recordado como un actor “sucio”.

hermanos-marx

Curiosamente su éxito mundial está asociado a la aparición de The Beatles. Con quienes se identificaban con esa visión fresca, irreverente y provocadora, además de dar una visión pacífica y antibélica.  Sus películas salieron de USA y viajaron al mundo entero, y fueron reconocidos, en un renacimiento singular e inesperado.

Hoy, día festivo puede ser un buen día para ver una película de Los Hermanos Marx. Pocos actores combinan de manera tan extraordinaria, la música, el humor, la inteligencia y la anarquía en escena.

Facebook · Twitter · Youtube